Curiosidades y Consejos

Blog

Todos Consejos
¿Cómo solucionar problemas de plomería de forma casera?

¿Cómo solucionar problemas de plomería de forma casera?

Soluciones Caseras de Plomería

Si pudiéramos observar a nuestro hogar a través de las paredes, veríamos se esconde una red intrincada de caños y tuberías que culminan en desagües, grifos y canillas. Algunos son para proveernos del agua necesaria para el consumo y el aseo. Otros, para eliminar las aguas residuales.

Por el desgaste propio que sufren las cosas por el uso, los caños  y la grifería suelen averiarse, romperse o taponarse y llega el momento de llamar a un plomero para realizar las reparaciones correspondientes. Sin embargo, hay averías menores que podemos reparar nosotros mismos tomando las precauciones adecuadas para evitar empeorar una situación que de por sí, ya es embarazosa.

Algunas Ideas para Solucionar Problemas de Plomería de forma Casera

Desde Rapihogar  te acercamos estos consejos para resolver problemas de plomería en tu hogar:

1- Cuando tenga que usar una llave para desenroscar sobre una canilla o una pieza cromada, enrolle cinta adhesiva aislante en la llave para que la pieza sobre la que vamos a trabajar no re raye ni se marque con la herramienta. También puede cubrir la pieza cromada con tela antes de hacer presión con la llave.

2- Cuando cierre una canilla, no ejerza tanta presión sobre la misma. Con el paso del tiempo se daña. Cuando la canilla comienza a gotear, es momento de repararla (es bastante sencillo y barato). Cerrarla más fuerte sólo agravará el problema. 

3- Antes de reparar cualquier tipo de grifo (sea el de la ducha, o sea el de la pileta de la cocina) ponga un tapón en el desagüe para evitar que se caigan tornillos y piezas pequeñas por el mismo.

4- Cuando este reparando una bañera, lavatorio, o pileta de cocina, cubra el interior con una toalla, cartón o varias capas de papel de diario para evitar que, si alguna herramienta pesada se cae de la mano, produzca daños a las superficies delicadas de los mismos. 

5- Antes de desarmar cualquier pieza, lleve lapicera y papel y anote en qué orden se saca, para que al momento de armarla nuevamente sepa que va primero y que va después. 

6- Cuando sean varias piezas las que se deben desarmar, además del consejo anterior, puede utilizar también un frasco vacío de mermelada o un recipiente similar, para colocar todas las piezas pequeñas ahí y evitar que se caigan al piso o se pierdan. 

7- Cada vez que desarme una pieza para hacerle una reparación, aproveche y limpie todas las otras partes de la misma. Esto evitará nuevas roturas y le ahorrará trabajo en el futuro. 

8- Para evitar que el cemento que une los azulejos del cuarto de baño se llene de moho, séquelo bien cada vez que se mojen e inmediatamente después de ducharse. La humedad es la causa de los mismos. También, una buena ventilación del cuarto de baño ayuda a evitar este problema. Para ello, después de una ducha caliente donde se forman nubes de vapor, además de secar los azulejos, deje la puerta del baño abierta, abra las ventanas y/o prenda los extractores. 

9- Cuando alguna pieza de porcelana del baño se astilla, si la rajadura no es muy importante, no vamos a necesitar cambiarla. Se fabrica una pintura especial con la que podemos cubrir la grieta y evitamos incurrir en gastos superfluos. 

10- Para limpiar la capa blanca que se forma alrededor de las piezas de grifería por el contenido mineral del agua, emplee vinagre en la limpieza. SI la capa no es muy grande, diluya un poco de vinagre de alcohol en agua y utilice eso para limpiarlo. Si la capa tiene un espesor mayor, puede utilizar solo vinagre, pero tenga mucho cuidado porque las piezas de color pueden decolorarse. Si desea ejercer mayor presión, puede utilizar un cepillo.

11- Si la ducha deja de salir con la presión normal, puede estar taponada con residuos minerales del agua. Para solucionar este problema, debemos retirar la cabeza de la ducha, sumergirla unas horas en un recipiente que contenga agua con vinagre de alcohol, y luego frotarla con un cepillo.

12- Si nota que en la casa penetran malos olores provenientes de las tuberías, revise los sifones de drenaje de la tubería central. Si el sifón esta vacío (o sea, que no tiene el agua que normalmente debe tener para evitar que penetren los gases) es indicio de que esta roto. En ese caso, debe llamar a un plomero para que lo repare. Recuerde que los gases son tóxicos y pueden dañar su salud y la de su familia.

También te puede interesar...