Curiosidades y Consejos

Blog

Todos Consejos
Consejos para decorar tu nuevo hogar

Consejos para decorar tu nuevo hogar

Mudarse es una buena oportunidad para renovarse, aprovechar los cambios para que se vean en todo tu espacio y también en tu actitud. Es también, momento para deshacerse de esas cosas que ya te sirven o no utilizás y para elegir nuevos criterios de decoración. Pero no es tan simple cuando el flete descarga los paquetes en tu nuevo hogar y terminás con cajas y objetos por todos lados. Allí, es cuando te preguntas por dónde empezar y en qué momento dedicarle tiempo a la planificación de tu nuevo hogar. No pierdas la calma, que con algunos consejos fáciles podés organizarte y disfrutar este proceso:

  • Mové las cajas hacia cada una de las habitaciones previamente designadas según las etiquetas que posean: “cocina”, “baño”, “dormitorio”, etc.Por eso es importante que te organices desde el momento en que embalás todo.
  • Montar las camas es lo más importante ya que necesitas dónde dormir la primer noche.
  • Organiza los muebles y electrodomésticos de mayor tamaño. Llevalos a sus respectivas habitaciones y poco a poco podrás acomodar todo en su lugar definitivo.

Con estos puntos, tendrás resuelto lo esencial y podrás enfocarte en el diseño y la decoración de tu espacio. Para ello, es útil que tengas en cuenta los siguientes aspectos estéticos que pueden realzar las mejores cualidades de tus habitaciones.

La armonía y el equilibrio visual

La armonía se consigue con la repetición de elementos y la utilización de una gama uniforme de colores. Apelar a tonalidades clásicas y adornos acordes será siempre un solución fácil y segura, pero puede generar un resultado algo homogéneo y aburrido. Para resaltar, podés añadir algunos contrastes, por ejemplo, un detalle en color complementario o llamativo.

Para lograr el efecto adecuado, buscá una combinación de colores agradable a la vista que genere una fusión amena entre el color del suelo y el de las paredes. Con respecto al equilibrio, hay que tener en cuenta que cada objeto tiene un peso visual, en función de su tamaño, forma, color. La simetría produce sensación de equilibrio, lo que podés tener en cuenta para ubicar los muebles en cada lugar particular, pero podés buscar la asimetría rompiendo el equilibrio de los objetos.

La luminosidad

Es importante tener en cuenta la luz que ingresa del exterior a través de ventanas o puertas y elegir las zonas más iluminadas para colocar, por ejemplo, la mesa para comer o un escritorio para trabajar o estudiar. Mientras que los sillones, la televisión y otros objetos de relax será ideal que estén en zonas de menor iluminación. La elección adecuada de cortinas permitirá que regules la cantidad de luz entrante según lo que desees en cada momento. Puede ser que te encuentres en un lugar con habitaciones sin ingreso de luz natural o que sea escasa, por lo cual debes planificar una buena iluminación artificial.

Tené en cuenta que además de apuntar a lo necesario, la iluminación tiene efectos en la percepción del espacio: aquellos con gran luminosidad darán la sensación de mayor espacio y libertad, también relacionado con una visión positiva del ambiente.

Las temáticas y estilos

Si está dentro de tus posibilidades, podés aprovechar para decorar con un estilo particular. Podés inspirarte en mobiliarios u objetos que ya tengas y adquirir aquellos que puedan completar tu espacio. Elegí temáticas para los dormitorios, en el caso de haber niños  puede ser algún personaje infantil, o en el caso del dormitorio de adultos estilos predefinidos como rústico, vintage, moderno, según lo que desees. Aquí algunas propuestas:

Estilo vintage

Este es un estilo decorativo para adoptar si te gusta el toque cálido y romántico. Se basa en la utilización de elementos que van desde la década de los 30 hasta finales de la década de los 80. Los tonos clave en el vintage son colores claros de base, principalmente el blanco, acompañado de pasteles tanto en paredes, como muebles y accesorios. Además de los colores, podés tener en cuenta estampados florales para tus almohadones o cortinas, que le darán un aspecto elegante. Si ya tenés algunos elementos antiguos como radios, televisores, discos de vinilo es la decoración perfecta para lucirlos. También podés refaccionar y renovar con laca o color los muebles heredados de la familia.

Estilo rústico

Si estás buscando introducir un toque campestre a tu hogar este estilo es perfecto. Es típico en las casas de campo o de pueblos, de allí su nombre, pero hoy en día es tendencia en las ciudades para quienes buscan conectar la naturaleza y la sencillez rural. Por eso, se trata de hacer de los materiales naturales protagonistas de nuestro espacio. Los colores ideales para ello son los que reflejan la tierra: beige, mostaza, rojos claros. En cuanto a objetos puedes elegir cestas de mimbre, elementos de cuero, jarrones de barro con flores, entre otros tantos. Los mobiliarios están dominados por la madera natural, con poco tratamiento y color, también algo inspirado en el estilo vintage. Para acompañar también con las paredes, lo ideal no es el blanco perfecto clásico, sino continuar con más madera o incursionar en el ladrillo visto, pedrería o texturas con yeso.

Estilo moderno

Este estilo más novedoso se basa en el minimalismo. Por eso, es importante no recargar con demasiados objetos ni adornos y seleccionar sólo aquellos que resulten esenciales colocándolos de forma sencilla y en línea recta, manteniendo el orden. Los tonos recomendados son los claros como blancos o grises, e introduce vitalidad a través de los complementos. Los materiales típicos utilizados en este estilo son las maderas lacadas, aglomeradas o contrachapadas, el vidrio, el metal. Con este estilo se apunta a una estética equilibrada, basado en líneas rectas y simples, sin texturas extrañas.

Con esta guía podrás tener un pantallazo sobre las opciones de decoración y elegir lo más conveniente para tus gustos y tu hogar. Además, podés hacer combinaciones e inspirarte un poco en cada propuesta. Si te apasiona, es tu momento para desplegar tu creatividad y reflejar tu personalidad en el espacio que te rodea.

También te puede interesar...