Curiosidades y Consejos

Blog

Todos Consejos
Consejos para ahorrar gas Parte 2

Consejos para ahorrar gas Parte 2

Consejos-para-ahorrar-gas-Parte-2En la nota pasada te acercamos una serie de medidas que podes poner en práctica para lograr un consumo eficiente de gas durante todo el año, con especial énfasis en el invierno que es cuando más tendemos a derrocharlo. Hoy te traemos la segunda parte de la nota con recomendaciones adicionales.

1-Es fundamental un buen aislamiento de los ambientes. Para ello es necesario chequear que no entren filtraciones por ventanas, la parte inferior de las puertas y algún otro tipo de aberturas. Por las noches, recuerda bajar las persianas y cerrar las cortinas para que el calor se conserve. No duermas con los calefactores prendidos.

2- A la mañana, ventilar la casa y dejar que entre el sol. Con 10 minutos al día de ventilación, es más que suficiente.

3- En caso de que las tuberías de agua caliente se encuentren fuera de tu hogar, forrarlas con material aislante permite que no pierdan calor. El enfriamiento de los caños produce que los equipos trabajen más y esto contribuye a que su desgaste por el uso llegue más rápido.  

4- Al cocinar o calentar alimentos, tape las ollas y sartenes para que la cocción sea más rápida. También es importante que el tamaño de la llama sea adecuado al del recipiente que utilizamos para cocinar. Si es demasiado grande, estaremos desperdiciando energía ya que el calor se pierde por los costados. La llama que sobresale no aporta mas calor.

5- Agua caliente. En invierno es tentador darnos duchas largas de agua caliente para aliviarnos del frio, pero esto implica un consumo excesivo de gas y de agua. Una ducha de cinco minutos consume la misma cantidad de agua que una persona bebe en 50 días, además de los recursos utilizados para calentarla.

6- Compra de forma inteligente. Cuando tengas que adquirir un termotanque, calefón, calefactor o cocina, debes tener en cuenta dos aspectos. En primer lugar, tene en cuenta tus necesidades de consumo. Un aparato demasiado grande implica un gasto innecesario de recursos. Y en segundo lugar, busca productos que hagan un uso eficiente de la energía. Puede que sean mas caros, pero el impacto en la factura se verá reflejado con el tiempo.

7- Cuidado con el horno y las hornallas. No lo utilices para calefaccionarte. Además de que son peligrosos porque consumen el oxigeno del ambiente y pueden llevarte a una intoxicación o muerte por el monóxido de carbono, consumen demasiados recursos y son menos eficientes que una estufa.

También te puede interesar...