Curiosidades y Consejos

Blog

Todos Consejos
Cómo cargar un camión de mudanzas

Cómo cargar un camión de mudanzas

Estás a punto de mudarte. Vaciaste las habitaciones, embalaste todos los objetos delicados y los guardaste prolijamente en cajas. Desarmaste algunos muebles y envolviste un poco otros. Ahora tenés todo apilado y pensaste que prácticamente estaba todo resuelto. Pero aún queda bastante por hacer: una mudanza es un proceso complejo y no termina hasta tener todo armado en la nueva casa. Por eso, empacar todo en el camión de mudanzas es imprescindible para que no pierdas tiempo.

 

¿Por dónde empezar?

Ya sea que lo hagas por tu cuenta o contrates un servicio de fletes, es importante que acomodes tus muebles aprovechando al máximo todo el espacio y evites que los mismos sean dañados, así aliviarás la tarea al llegar. Para ello te brindamos los siguientes consejos:

Si decidiste ahorrar un poco y hacer todo el traslado por tu cuenta, asegurate de contar con las herramientas adecuadas:

  • Una lona que cubra el piso de la camioneta o camión para que tus muebles no se ensucien.
  • Uno o más carros de carga para transportar los muebles y cajas de mayor peso.
  • Cuerdas para amarrar muebles así se mantienen juntos y no se mueven, más la siempre útil cinta adhesiva para embalar.

Cuando llegue la hora de empacar el camión de mudanza o algún otro vehículo para el traslado, tené en cuenta:

  • Es muy importante empacar del piso al techo del camión dejando lo más pesado abajo y lo más liviano arriba, con el menor espacio posible entre los objetos para evitar deslizamientos.
  • Cargar primero los muebles y electrodomésticos de mayor peso y colocarlos en la parte frontal del camión aprovechando al máximo el espacio y evitando de esta manera que la parte trasera del camión tenga mucho peso. En el caso de la heladera, acordate de que lo debes descongelar al menos 2 días antes de la mudanza.
  • Luego hay que cargar las cajas, es conveniente seleccionar previamente las de tamaño similar para colocarlas una encima de la otra dejando las más pesadas abajo. Los objetos frágiles deben colocarse arriba.
  • Si te quedaron grietas vacías y espacios dentro de los muebles, aprovechá para colocar objetos sueltos blandos, maleables o difíciles de apilar.

 

A organizarse con anticipación

Es importante que haya organización previa, para asegurarte de tener los materiales necesarios y poder realizar todo dentro de los tiempos planeados. Por eso te damos algunas consideraciones importantes. Primero, consultá qué tamaño es el más adecuado para tu caso ya sea si vas a contratar un servicio o pedir prestado un vehículo. Puede ser que con un camión chico sea suficiente o por el contrario, puede arruinar tus pertenencias por ir muy apretadas (o directamente no entrar y tener que hacer varios traslados). El tamaño ideal se suele estimar a partir del número de habitaciones o de las medidas de tu hogar, lo que permite calcular un promedio de objetos.
Además, evaluá la posibilidad de solicitar ayudantes para la carga, así no levantás mucho pesos solo y evitás sobreexigirte. No olvides que el peso debe recaer en tus piernas y no en tu espalda.

Esperamos que esta guía haya sido de ayuda y pueda alivianarte el trabajo. Quizás a esta altura, con leer las recomendaciones ya perdiste la paciencia y decidiste a contratar un flete profesional. A veces, invertir en un servicio como este, te evitará el estrés y las preocupaciones por cada detalle, lo que en definitiva, hará mucho más placentera la mudanza.

También te puede interesar...