Curiosidades y Consejos

Blog

Todos Consejos
¿Cómo ahorrar energía disminuyendo el consumo del aire acondicionado?

¿Cómo ahorrar energía disminuyendo el consumo del aire acondicionado?

Encender el aire acondicionado puede hacer que tu factura de electricidad se eleve hasta los cielos, pero no encenderlo tampoco es muy bueno. Afortunadamente, hay un par de formas para hacer que tu aire acondicionado funcione mejor y ahorres energía (y dinero) durante los meses de verano.

A continuación, en colaboración con 2×3, te traemos los mejores tips que harán que tu aire acondicionado ahorre energía:

Dejá de enfriar a todo el barrio

Si tu casa ya tiene años y está venida a menos, es probable que el aire frío se esté escapando. Quizás pierdas temperatura a través de una puerta deteriorada, los sellos de las ventanas o una habitación mal aislada. Además, esto facilita la entrada de calor.

Para revisar el aislamiento del hogar y medir cuánto frío estás desperdiciando, contratá a un profesional especializado en el área. Revisarán tu casa en busca de cualquier fuga y te indicarán la mejor forma de hacerla eficiente.

¿No querés gastar dinero en eso? Entonces hacelo vos mismo. Parate afuera de la casa y pasa tu mano por puertas y ventanas. ¿Hay aire frío escapando? Poné manos a la obra para la reparación.

Haz mejoras

Si no tenés un termostato inteligente, es momento de hacer un cambio. Estos dispositivos pueden regular la temperatura cuando no estás en tu casa y así ahorrarte dinero. Se conocen como equipos con tecnología Inverter y sus beneficios ya están más que comprobados. Además, tienen configuración remota a través de una aplicación en tu teléfono.

Asegúrate de que tu termostato está en la pared correcta

La ubicación del termostato juega un papel importante en cómo funciona tu aire acondicionado. Si por ejemplo, lo ubicás en una pared cerca de una ventana, el equipo trabajará a mayor potencia de la necesaria porque “pensará” que la habitación está más caliente de lo que en realidad está.

Cierra las persianas

Una ventana abierta a pleno sol no sólo calentará tu termostato, te calentará incluso a ti. Durante la época más calurosa del año, cerrá las persianas y mantené lejos al sol. También puede ayudar poner un aislante a tus ventanas.

Usá un ventilador

A veces no necesitás ajustar el termostato para sentir más frío. De acuerdo con el Consejo Nacional de Protección de Recursos de Estados Unidos (NRDC, por su nombre en inglés), usar un ventilador de techo puede hacer que la temperatura de una habitación descienda hasta 10 grados y, además, consumen sólo el 10% de la energía que consume un aire acondicionado central.

Aumentá la temperatura

Muchas personas piensan que dejar su aire acondicionado a la misma temperatura cuando no están sirve para ahorrar dinero porque este no necesitará trabajar muy fuerte para enfriar la casa. No es así.

Si te marchás durante muchas horas, conviene apagarlo. Si es sólo por momentos, lo recomendable es subir la temperatura (y que el equipo no trabaje para enfriar demasiado). Al volver, lo colocás a la temperatura que te agrada.

Poner el termostato bajo no funciona

Siempre configurá tu termostato en la temperatura más alta que puedas soportar para ahorrar. ¡Incluso un pequeño cambio en la temperatura puede ahorrarte muchos pesos! Lo recomendado es mantenerla en 24° como mínimo, que es una temperatura agradable para el cuerpo.

También te puede interesar...